TU CÉSPED ES MÁS VERDE

Hoy he leído un resumen de un artículo sobre un estudio de Psicología que decía que las personas solteras ven a los emparejados como personas más felices, mientras que los emparejados perciben en los solteros como personas más felices.
Supongo que esto es un ejemplo de lo que los anglosajones llaman el "síndrome de que tu césped es siempre más verde"...un tipo de percepción en el que se idealiza lo que el otro tiene, o sólo se ven las dificultades de nuestra situación y las ventajas del que tiene la otra.
La realidad es que estamos condicionados por imperativos del ciclo vital (formar una familia) y por condicionamientos sociales (el mito del amor romántico) y presiones sociales para vivir en pareja, como si fuera ésta la única forma de sentir apoyo y conexión emocional.
La verdad es que, desde mi punto de vista, no es tan importante la forma que adopta el sentimiento de tener comprensión, conexión emocional y relaciones sexuales. Quizá lo más importante es ese sentimiento de vivir en conexión con el resto del mundo, cuidando nuestros deseos y necesidades tanto como las de los demás, y desplegar nuestro erotismo. Y en ese sentido, podemos sentirnos satisfechos en múltiples maneras. Sólo tenemos que ser honestos y auténticos con lo que cada momento de la vida nos pide. A veces desearemos tener una familia, y otras pasaremos por ciclos de nuestra vida en las que no será tan importante la convivencia cotidiana, pero sí la conexión emocional aunque cada uno esté en su casa.
Quizá el único tema que deberemos observar es que nuestros deseos sean auténticos y reales, no una justificación a un miedo a la soledad, o un miedo al compromiso. Creo que nuestro sentimiento básico sobre nuestra vida nos dará la clave para saber si vivimos con autenticidad :¿nos sentimos satisfechos con nuestra vida? y si no tenemos lo que deseamos ¿nos ocurre porque la vida no lo trae o porque nos cerramos y/o boicoteamos las oportunidades que nos trae?

Ana Cortiñas

Entradas populares