DANIEL STERN Y EL NACIMIENTO DE UNA MADRE

Casi coincidiendo con el cumpleaños de mi hijo, he acabado de leer el libro "El nacimiento de una madre" del psicólogo D. Stern.

Stern es un psicólogo post freudiano que dedicó toda su carrera al estudio de las relaciones madre-bebé. Pero también, después de haber entrevistado a tantas madres y futuras madres, estudió el fenómeno que él llamó "la constelación maternal" al darse cuenta de que las mujeres entraban, al ser madres, en un estado psicológico específico que ninguna Psicología hasta el momento había tenido en cuenta, y que mucho menos los psicólogos clínicos tenían en cuenta.
En "el nacimiento de una madre" describe cómo la mujer al saber que está embarazada, va entrando en esta constelación, describiendo las fases, las vivencias y los temas que se despliegan en el embarazo y después del parto.
Para mí ha sido una grata sorpresa ver que mujeres de una cultura diferente a la mía, pasan por las mismas vivencias que pasé yo. Lo más sorprendente para mí es que muchas mujeres coincidimos en sentir el embarazo como un despliegue de la vida, que nos une a un proceso del que formamos parte y que nos hace próximas al mundo animal, paradójicamente, con un sentido espiritual. Ser madre consciente nos permite sentir que formamos parte de una vida que es algo más grande que nosotras mismas.
Evidentemente, no todas las mujeres pueden pasar a la constelación maternal de un modo tan idílico. Las experiencias de cómo nosotras fuimos hijas marca que entremos en la constelación con más o menos herramientas para vivirlo de una forma gozosa, y con la posibilidad de reparar posibles heridas de la infancia y en relación con nuestras propias madres.
La constelación maternal no es sólo resultado del embarazo. Las madres adoptivas también viven ese período tan especial, preguntándose si podrán ser buenas para sus hijos, cómo será el mejor modo de crianza, los deseos que tienen para sus criaturas y se replantearán también, las relaciones con sus propias madres.
Quizá, lo que me gusta más de Stern es que mira a la mujer, a la madre, colocándola en un papel de importancia capital en el desarrollo del ser humano, e insiste que las psicologías que se han desarrollado hasta el momento, no tienen en cuenta las características propias de las mujeres, juzgando sus comportamientos desde ópticas patriarcales. Lejos de dar un papel secundario al rol materno, le da una entidad y características propias e importantísimas para la formación del ser humano

Ana Cortiñas

Entradas populares