FORTALEZA

Aquí, como en Grecia, estamos viendo que  hay personas que no resisten la presión de la crisis, que no soportan quedarse sin nada después de haber estado luchando toda la vida. Una presión externa les oprime y no tienen fuerza para resistirla.
Algunos de estos suicidios son sacrificios. Quizá algunas personas se queman a lo bonzo para llamar la atención sobre la injusticia de lo que sucede, y prestan sus vidas para que las cosas cambien para otros.
¿Por qué algunos resisten y otros no?
Algunos tienen un tejido de relaciones que les sostiene, y pueden valorar que el amor que les une es más importante que cualquier bien. Familias que pueden vivir bajo un puente si es necesario.
Pero también es verdad que algunos tienen gente que les quiere y aún así abandonan. La resiliencia tiene un límite para estructuras de personalidades narcisistas o perfeccionistas, basadas en los logros y en las pertenencias. Otras personas tienen un vacío afectivo interior que no les ha dejado conectar con su fortaleza.

Una de las características de las personas fuertes es que tienen un impulso a sobrevivir, capacidad para volver a empezar y flexibilidad para definirse según los tiempos, una capacidad de cambiar su autoimagen. No todas estas características dependen de la voluntad de tenerlas. No debería haber ningún juicio moral si alguien no puede ver el lado bueno de las cosas, o agradecer a la vida las cosas buenas que trae cada día.
Cuando una persona no puede resistir, está en su derecho. Resistirían si pudieran

Cuando pasamos por una adversidad, ningún sufrimiento debe compararse a otro. La sensibilidad al sufrimiento es siempre relativa y hay personas que soportan lo indecible y otros que piensan que lo suyo es lo peor del mundo. No obstante, mirar al sufrimiento de los demás es importante. No para minimizar el propio, sino para darse cuenta que la vida siempre trae sinsabores, y que la fortaleza y la capacidad de volver a empezar son características del ser humano desde el inicio de todos los tiempos.



Entradas populares