CRISIS Y SALUD MENTAL

Ya hace tiempo que salen noticias en prensa por el aumento de casos de depresión y ansiedad ligadas a la situación de crisis.

Creo que esta es una de las situaciones donde nos podemos dar cuenta de que la salud individual es siempre psicosocial y que no somos mentes aisladas, donde podemos decidir siempre por voluntad como queremos estar, sino que vivimos siempre en intercambio y en interacción, aunque sólo sea porque vivimos y somos seres sociales.
Por otra parte, también nos sirve para repensar sobre la ideología y los valores que existen tras el concepto de "salud mental" porque si de repente me quedo sin trabajo, después de hacerme creer y facilitarme el que yo pueda vivir por encima de mis posibilidades (como nos han estado diciendo) y me he embarcado en una hipoteca hasta más allá de la jubilación, y el banco no se conforma siquiera con que le de las llaves del piso...¿cómo no me voy a sentir ansiosa y deprimida? ¿por qué considerar que estoy enferma, y que soy yo la que estoy mal y necesito de psiquiatras (¡¡y encima el estigma de ser una enferma mental!!) y que no es la sociedad la que nos empuja a situaciones insostenibles?

Mucho se ha hablado sobre la enfermedad de la sociedad capitalista, así que no digo nada nuevo...

Lo que sí que es importante es recordar aquello que la salud mental no está sólo en el que sufre, sino en el causa daño a los demás, hace sufrir a los demás... Y si tenemos esta segunda variable de la ecuación, creo que todos los ejecutivos de las grandes agencias de clasificación entrarían en el concepto de psicópatas.
Vivimos en una sociedad donde se consideran funcionales lo que para el esquema "no hacer daño a los demás" serían enfermos mentales. Gente que trabaja y que tiene familias (amor y trabajo era el esquema de Freud para considerar a alguien mentalmente sano), pero que con sus decisiones eliminan y destrozan el trabajo y las familias de los demás.

Pero otro punto que es muy importante tener en cuenta, es que no somos islas, y nuestra salud mental no se puede medir aisladamente. Toda salud individual tiene un componente psicosocial. En África enferman y mueren de...pobreza y codicia del primer mundo. Las mujeres sufrimos más ansiedad y depresión por el patriarcado vigente que nos somete...y tenemos ansiedad y depresión cuando la vida nos aprieta...
Ojo con estas espiritualidades que nos obligan a sonreir ante el temporal. No dudo que hay maestros zen que son capaces de no llorar cuando muere su hijo; pero mi pregunta sería ¿queremos ser seres que no lloran ante la muerte de su propio hijo? ¿No será esto una nueva forma de someternos? ¿No será un concepto de salud mental que nos oprime?

Entradas populares