VIOLENCIA INVISIBLE

Es evidente cuando un cuerpo es golpeado. Moratones, fracturas, puntos quedan reflejados en un parte de lesiones.
¿Pero qué pasa con los jirones del alma, esos que sólo se vislumbran en las posturas del cuerpo deprimido?
Hacer invisibles las agresiones es una violencia aún mayor. No te pego, pero no te veo, no te escucho en lo que dices. Lo que sientes no tiene importancia. Niego lo que percibes...
Y en esa penumbra, como en la vieja película "Luz de Gas", te enloquezco hasta que no seas más que una sombra sumisa a mi ego omnipotente.
Sí, matar la psique hasta que no seas más que una alma en pena es una de las mayores violencias recibidas

Entradas populares