TOLERAR EL MALESTAR

Longing for Freedom de C. Schloe
Vivimos en una sociedad que nos daña, que nos hace ser a veces depredadores máximos de nuestra propia especie, pero que, al mismo tiempo,  locamente nos empuja a ser felices, siempre positivos.
Sin embargo, necesitamos más que nunca aprender a tolerar nuestro malestar, nuestra ansiedad, soledad, tristeza y hasta desesperación. No por masoquismo, sino para aumentar nuestra conciencia y nuestra fuerza.
¿De qué sirve regodearse en el malestar, quedarnos en nuestra posición de víctimas? dirán algunos...

No estoy pensando en quedarnos plantados en el dolor. No obstante, si lo único que nos mueve es escapar del malestar nunca podremos ser libres. Consumiremos condicionamientos sociales, productos y hasta experiencias que nos dicen que nos harán felices. Pero esto sólo va a suceder siempre y cuando nos comportemos según el modelo de un falso self que nos impogan: deberemos agradecer tener un trabajo, deberemos agradecer tener un mes de vacaciones, consumiremos tecnología punta para aumentar las relaciones virtuales (pero no necesariamente las reales) y vestiremos a la moda a costa de la explotación infantil de unos países que quedan lejos de nuestra casa.

Debemos aprender a tolerar el malestar porque sólo haciéndolo nos ponemos en contacto con nuestras verdaderas necesidades, nuestros verdaderos deseos. Conectaremos con nuestro Self más profundo, ese que quiere que la vida no se nos escape de las manos, pero que no necesita agradecer nada a nuestros secuestradores. Sólo desde ese núcleo, el agradecimiento es sincero, verdadero y auténtico. Cuando conectamos con nuestro verdadero Deseo -ese que no es ansia de placer, sino conexión con el otro, el mundo y la vida-  puede cambiar la relación con nosotros mismos, encontrando la dignidad intrínseca a nuestro Ser. Inevitablemente, si cambia la relación con nosotros mismos, cambiará la relación con los demás, atendiendo a sus verdaderos deseos y necesidades. Nuestro mundo entonces, no será de una vida de unos contra otros, sino que será un planeta habitado por muchos otros, con unas necesidades y deseos como los nuestros. Sólo entonces escaparemos de la soledad porque nuestro mundo interno es un mundo poblado, no es ya más un desierto.
Love is the Key de C. Schloe

Si nos resulta muy difícil tolerar el malestar, necesitamos pedir ayuda. Significa, si no aprendimos a tolerar la ansiedad, la tristeza o la angustia, que no nos enseñaron. Pero nunca es tarde para aprender con alguien que nos sienta y nos vea como seres en busca de una vida plena y con sentido.

Entradas populares