PAN Y CIRCO

Hoy me he levantado con el comentario deportivo del día sobre la Eurocopa de fútbol. El locutor decía que teníamos un respiro para descansar de la preocupación económica que tiene el país. Realmente...ayer me dormí con el grito de alegría de un seguidor  con la victoria de España: "¡ya no hay crisis!"

Ya lo decían los romanos, que teniendo el pueblo pan y circo, se desviaba la atención de los problemas, intrigas y desgobiernos del gobierno.

La verdad es que psicológicamente los humanos tenemos un límite para soportar la adversidad, y necesitamos de salidas que nos descansen y nos hagan tomar fuerzas. Los acontecimientos deportivos, en los que se tiene un objetivo común y nos reportan alegría, sirven de alivio.

Lo que es más preocupante es que sirven de huida y de anestésico. Son utilizados para desviar la atención y ayudarnos a soportar el dolor que los otros inflingen sin ningún remordimiento. Mientras recortan y recortan, de cada vez nos pueden despedir más fácilmente, soñamos con la victoria del equipo de fútbol.

No pasaría nada si como el locutor de esta mañana tuviéramos presente las dos cosas. Que la crisis no empañe las alegrías que nos puede traer el día a día sin dejarnos engañar...pero es que queremos ser engañados, me temo. No tenemos a veces recursos para resistirnos a algunas violencias, y preferimos ser anestesiados.
No lo digo como un juicio de valor, sino como la descripción de una realidad humana que forma parte de nosotros tanto como la capacidad de resistir la adversidad. Es el mismo mecanismo que cuando una persona no quiere darse cuenta de la infelicidad que le explota en la cara cada día. Hay abandonos de la terapia cuando nos vamos acercando peligrosamente a aquello que no queremos reconocer...

¿Cuál sería la solución? No sé...

Quizá que como seres humanos tendríamos que priorizar la construcción de redes afectivas que nos sirvan de soporte para tomar fuerzas cuando debemos cambiar algo. Sintiéndonos unidos no nos sentiríamos tan impotentes para cambiar las cosas y las situaciones. No necesitaríamos de tantos anestésicos y no sería necesario dejarnos engañar...

Redes solidarias ¿lo podremos hacer algún día?

Entradas populares