SUBCULTURA FAMILIAR

Todas las familias tienen una cultura propia, con cosas que son normales en ellas, con valores y mitos propios. En cada familia se van organizando sus miembros en torno a ciertas atribuciones que se dan unos a otros, que muchas veces van pasando de generación en generación. En las familias es posible que un@ sea el buen@, y el otro la oveja negra; o, sin importar que haya esas tendencias tan polares, uno es el alegre, el otro el chistoso, uno el torpe, la otra la "niña de papá".
 
Ya he escrito en otros lugares que eso no siempre es consciente, y que funciona a un nivel de microinteracción. Si se le preguntan a muchos padres dirán que ellos han criado igual a sus hijos, pero eso no es cierto. Las representaciones mentales que a veces se forman a partir de las expectativas y del temperamento del bebé, hacen que se interaccione de forma diferente. Cyrulnik retrata diferencias en el trato entre una madre y sus dos bebés gemelos. Uno es de ella, y el otro el de su padre...

 En algunas familias la "normalidad" en ellas está alejado de lo que es "normal" en otras. Muchos adolescentes, cuando ya tienen la capacidad cognitiva para entender las diferencias y el relativismo de los valores, culturas y subculturas, pueden darse cuenta de ello. La posibilidad, a través de los amigos y las parejas, de ver las diferencias hace que las personas se puedan desarrollar de forma distinta, y hasta totalmente contraria a su propia familia.
Así, los adolescentes pueden darse cuenta de que hay padres que son más permisivos con sus hijos, o al revés. Que hay familias en las que se escucha o no se escucha lo que uno de sus miembros siente. En algunas familias se hablan de todos los temas, en otros no se habla de nada, en otras sólo importa lo que diga el padre y en muchas otras se demuestra el afecto, cosa que en la mía no se hace...
Esa capacidad de comparar permite adoptar roles y sensibilidades diferentes, que permite a su vez poderse salir del rol familiar que de forma inconsciente se ha asumido. Eso es una suerte para aquellas personas que nacieron en la carencia afectiva y la insensibilidad

 Cuando estas personas, ya diferentes, se encuentran en los momentos familiares habituales se nota el conflicto. Las percepciones de la realidad son tan diferentes, que hasta por momentos un@ puede preguntarse sobre la cordura... Lo que es evidente fuera de la familia, en su seno puede sentirse como "inventado", y hasta pueden negar la evidencia. Que nieguen lo que percibes, es una de las formas disfuncionales de la comunicación. Hay miembros de algunas familias que son, afectiva y cognitivamente egocéntricos, por lo que son incapaces de entender el punto de vista del que ha abierto la mente a otros modos de funcionar.
 
Es importante entonces recordar que la evolución de una persona puede hacer distanciarse tanto de su familia de origen o de alguno de sus miembros, que es como si se encontraran dos seres de planetas diferentes. Su modo de comunicación pero, lo más importante, la forma de percibir el mundo y las relaciones, son tan diferentes que es imposible que se entiendan. Muchos de los conflictos de pareja vienen de provenir de estos mundos diferentes.
En estos casos, a veces las personas pueden hacer el esfuerzo de aprender el otro idioma y entenderse, pudiendo entonces evolucionar la pareja y la familia. En otras ocasiones, la ruptura es inevitable si no se quiere un@ quemar en una misión imposible. Y en ocasiones intermedias, hay que hacer un esfuerzo de aceptación de la familia que te ha tocado en suerte...
 
 
 
Pinturas de Lauri Blank

Entradas populares