NUEVOS PROPÓSITOS Y LA ILUSIÓN DE CONTROL

Los nuevos propósitos hablan de los deseos, de lo que nos gustaría que fuera, pero no siempre tenemos la voluntad para llevarlos a cabo.
Es aquí donde quiero y puedo no siempre van al unísono. Donde se demuestra que estamos divididos, formados por partes.
Querer no siempre es poder...
¿De verdad queremos? ¿o nuestra creencia profunda es que no podemos?

Todo deseo tiene unas consecuencias que a veces, de forma inconsciente, percibimos y no las queremos. Así, ciertos hábitos que desearíamos cambiar tienen cierto beneficio aunque sea perjudicial en gran parte. Por ejemplo, todas las adicciones cumplen una función en nuestro psiquismo y, a veces, en nuestras relaciones. Eliminarla podría significar no saber qué hacer cuando nos sentimos nervioso/as y también no tener ya una excusa para asumir las responsabilidades adultas, por ejemplo; o que tenemos que tomar una decisión largamente pospuesta.

A veces deseamos con todo nuestro ser cambiar, pero no sabemos cómo. O parece una tarea inmensa...

Y otras veces nuestros propósitos tienen que ver con una ilusión de control, con el pensamiento mágico de que si lo deseamos con mucha fuerza, todo puede ser posible. Muchas ideologías new age, que esconden un pensamiento lineal y un borreguismo social, insisten en que creamos en ello...

Pero sea cómo sea, pasado el tiempo vemos que una y otra vez hacemos los mismos propósitos que se han incumplido año tras año...

Quizá lo único que funcione para poder ver cumplidos nuestros propósitos es que trabajemos para nuestra integración psíquica y emocional. Que podamos ver todas nuestras partes y contradicciones. Nuestras creencias profundas sobre lo que podemos y no podemos. Una gran dosis de paciencia para recomenzar día tras día, como el alcohólico que se propone que no beberá por un día, y cada día renueva su propósito.
Y sobre todo, también, tener la humildad suficiente para saber que no todos los deseos se pueden ver cumplidos, que hay partes de la vida que jamás podremos controlar y que sólo entonces podremos pasar página y eliminar de nuestra agenda aquellos deseos que nos arrastran y nos enlentecen en el flujo de la vida....

Entradas populares