LA RED DE LA EXISTENCIA


Me he levantado con la noticia de que piden recortes salariales para crear empleo.
Lo que parece una petición lógica (si tengo que pagar menos puedo contratar más...) se convierte en ilógica si lo piensas de otra manera: cuánto menos tengo, menos gasto; por tanto, menos bienes, servicios, necesidades o placeres para los que se necesitan dinero (así está montada esta sociedad) compro y hay menos trabajo para las empresas, que contratan menos o incluso despiden...
Frente a una lógica lineal, mucho más simple y más fácil de pensar a simple vista, hay una lógica circular (´"cuánto más, más; cuánto menos, menos) y un pensamiento que se da cuenta de las interrelaciones de todos los factores en juego. Lo más conocido en este pensamiento es el efecto mariposa, donde un hecho aparentemente insignificante puede dar como resultado un gran efecto cuando se tiene en cuenta que todo está relacionado como una gran red.
Con la simplicidad de pensamiento juegan los políticos, hablando sólo de lo que se ve evidente y callando (¿o es que tampoco lo ven?) todo lo que hay detrás...
Pero el pensamiento simple no es sólo un problema en la economía y la política, sino también en toda la comprensión de nuestro universo íntimo. Y no sólo me refiero a la comprensión cognitiva, de comprensión de las cosas,  sino también al universo íntimo de nuestras emociones y de nuestras relaciones. A veces evitamos cosas para no tener ansiedad y miedo, sin darnos cuenta de que eso provocará cosas peores en el futuro como el empequeñecimiento de nuestro mundo y de nuestras experiencias. A veces nos enfadamos por lo que nos hacen, sin querer ver que nosotros provocamos también en el otro lo que luego nos hace enfadar y que quizá con nuestro enfado seguimos cultivando aquello que no nos gusta del otro. Poder entender que nuestro estado mental y nuestro comportamiento influye tanto como el estado mental y comportamiento del otro en nosotros, y que eso forma cadenas y bucles, es una de las cosas más importantes para vivir conscientemente la vida, sin sorprendernos ni lamentarnos, ni dejarnos abrumar por las experiencias de la vida.
El pensamiento en red también es muy importante para la toma de decisiones de cualquier tipo. Lo que hoy parece acertado según las circunstancias actuales, puede ser equivocado si estas circunstancias cambian. Lo que hoy es una suerte, mañana puede ser un hándicap. Por ejemplo, dejo de estudiar porque tengo trabajo, pero luego no tengo trabajo porque no me basta la formación... Evidentemente, no podemos controlar lo que sucederá mañana, pero sí que podemos tener en cuenta que las cosas cambian y que cuántas más puertas mantengamos abiertas, más salidas tendremos. Es muy importante también que tengamos en cuenta que las cosas cambian; eso nos hace más flexibles y adaptables...más inteligentes cognitiva y emocionalmente.
La vida es una red, una trama, un tejido...según vayamos combinando los hilos, colores y los nudos entre ellos tejeremos una gran red que pesque numerosas experiencias y un gran tapiz representará nuestra vida.
Ana Cortiñas

Entradas populares