DIGNIDAD

La dignidad es un extraño elemento. Un nombre abstracto, difícil de definir y de dudosa existencia a la vista de algunos comportamientos humanos.
Como sentimiento, es paradójico. No se siente en el éxito, sino en el fracaso. No se vive con los privilegios, sino con el coraje de reclamar los propios derechos.
Nadie piensa en la dignidad de la riqueza, ni de la belleza, sino en la capacidad de mantener la cabeza alta en el error, en el reconocimiento del daño hecho, en la petición del perdón, en la súplica por el pan de los hijos, en la valentía del amor no correspondido, en la madre-coraje en el desprecio y el abandono.

El sol y las estrellas alumbran para todos. Ese es nuestro derecho
 
Fotografía: "Baltray" by Marius Kasteckas
 

Entradas populares