REFLEXIONES SOBRE MI TRABAJO

En mi trabajo, a veces escucho historias que me muestran la parte oscura de algo bello: veo la sombra de las relaciones y el amor.
Testifico con tristeza cuantas relaciones (no solo de pareja, también ocurre lo mismo en la amistad) son simplemente "funcionales"; es decir, cumplen una función que debería haber sido cumplida en la infancia. Así, muchas relaciones sirven para darse compañía, suplir una dependencia emocional que no se resolvió cuando tocaba y -lo peor- muchas sirven para sentirse "poderoso", lo que significa que muchas relaciones de pareja están basadas en la dominancia-sumisión y en juegos de manipulación.
Muchas relaciones prosiguen en el tiempo, no porque el amor dure y se construya o se descubra, sino porque "sirven" para no estar solo, no tener miedo de vivir (y me someto con placer) o sentirse con valor porque se puede dominar a alguien.
A veces pienso que la desnutrición afectiva es la peor de las epidemias

Entradas populares