LA SUPERIORIDAD MORAL: OTRA FORMA DE AGRESIÓN SUTIL

En estos tiempos de "new age", de orientalismo y de un postcaliforniano auge de todo lo que aparenta un "crecimiento personal" hay un montón de personas que van hablando aparentemente de cosas profundas, haciéndote creer que saben mucho más que tú y que han llegado a conocimientos envidiables. Quien se dedica a encantar serpientes te envuelve con sus palabras. Va de gurú, de persona sabia, de intelectual, de espiritual o literata. Suelen repetir frases que dijeron otros y que suenan muy bien y parecen verdad. Probablemente lo son -en algunas condiciones- y son atractivas porque parece que todos los problemas tienen fácil solución. Pero, generalmente, y tras el encantamiento, te hacen sentir fatal, porque los problemas y los procesos humanos son todo menos simples. Y lo peor de todo es que algunos van de terapeutas, dueños de técnicas mágicas con las que vas a resolver cualquier problema.
Si los conoces personalmente, y en algún momento hacen algo que te sienta mal, sueltan citas o frases que te escupen en la cara, haciédote sentir inferior. Desde luego no quieren admitir que cuando escupen, te agreden: ellos sólo sueltan sabiduría por su boca... Eres tú el que no sabes perdonar, o te victimizas en vez de tomar el control de tu vida, o eres intelectual y no te has abierto a la intuición, o cualquier cosa que implique que el problema y la carencia es tuya.
Este mundo está lleno de narcisistas. 
Yo me rijo por una regla propia: si de verdad alguien me quiere ayudar, me hará sentir bien, no me hará sentir inferior. Si de verdad alguien me quiere, reconocerá la agresión cuando se de, y reconocerá su parte


Ana Cortiñas

Entradas populares