FUNCIÓN DE LA RUMIACIÓN O EL SIMBOLO DEL PROCESO PSICOLÓGICO ES UNA ESPIRAL


Spiral Staircase by Csilla Zelko

La rumiación .eso que a veces nos ocurre de estar dando vueltas sobre lo mismo-  se considera en la psicología new age de autoayuda un fallo del proceso de duelo o un rasgo obsesivo del carácter, una forma de perderse el ahora. Es cierto que algunas personas tendemos más a la rumiación que otras, quizá porque tenemos un sistema nervioso que tarda en desactivarse, o porque tenemos mecanismos de defensa que buscan la comprensión de lo que nos ocurre.  Este estereotipo "positivista" nos hace sentir mal con este rasgo de nuestra forma de ser.  No obstante, cuando nos dejamos de prejuicios new age, y observamos la función de la rumiación, podemos darnos cuenta de que dar vueltas sobre lo mismo puede tener una función psicológica que ayuda más a nuestra resiliencia que la negación de lo que sentimos. Para mí, la espiral es el símbolo del proceso psicológico. No crecemos en línea recta, de una vez para siempre. Avanzamos dando vueltas sobre lo mismo, creyendo a veces que no nos movemos. Sin embargo, vamos profundizando en cada vuelta; o bien, vamos ascendiendo en el nivel de conciencia, según en qué nos fijemos. Rumiar nos sirve para valorar las cosas desde distintos puntos de vista, reflexionando sobre nuestros estados mentales y los de los demás. De este modo, podemos entender lo que nos pasó en relación a la conducta del otro, y lo que le pasó al otro en función de nuestra conducta. Podemos deshacernos de culpas y vergüenzas socialmente impuestas y, en el caso de que la vergüenza o la culpa tuviera sentido, podemos decidir reparar aquello en lo que nos equivocamos.
Es cierto que a veces nos podemos atascar, que no vamos hacia delante ni atrás en algún momento. Hablar con alguien que comprende esa función de darle vueltas a las cosas puede desatascarnos. Pero si el otro nos dice: "deja de darle vueltas a las cosas", "vive el ahora" de modo precipitado, puede tener como resultado el atascarnos más.
¿Qué diferencia entonces la buena rumiación de la mala? Desde mi punto de vista, el impulso a crecer y evolucionar, tener el objetivo de querer seguir viviendo en el mundo de los otros, abandonando en algún momento el aislamiento al que lleva el darle vueltas a las cosas. Querer dejar de ser víctima para siempre, de lo que fuere que fuimos víctimas (del otro, del mundo, de la vida).

Pero es necesario saber que no existe la autopista al cielo, ni existen los ascensores. El crecimiento es pre-tecnológico: hay que avanzar paso a paso

Ana Cortiñas










Entradas populares