EL MECANISMO DE LA MALDAD

    Pintura de Marcelo Fabio Rodolfi
    Algunas personas intentan hacerte daño con cosas tan absurdas que lo único que producen es perplejidad. No cabe la reacción a lo que te dicen, porque es tal sinsentido, que sabes que el otro no es ningún interlocutor válido para un diálogo en el que se pueda dar la reparación ni mucho menos el reconocimiento. Lo que queda, es comprender el mecanismo de la maldad: alguien desea lo que tienes o lo que eres, así que intenta buscar por todos los medios un posible defecto del que acusarte y con el que hacerte daño. Denigrarte, y quitarte con ello tu valor.

    La maldad es un producto de una carencia o un error percibido en uno mismo, error o defecto que se siente irreparable por lo que la culpa no se tolera. Para poder tolerar la culpa, habría que reconocer el error o el defecto e intentar repararlo.  El "yo" es tan frágil, la autoestima se sostiene en un equilibrio tan inestable que no se puede admitir la carencia en uno mismo, por lo que lo único que se puede hacer es proyectar el defecto en el otro y volverlo indigno. Si es indigno, no es envidiable

    Ana Cortiñas

Entradas populares